junio 11, 2017

Porque a todos nos llega la hora de meternos al baile

El cáncer es la gran metáfora. No voy a ingresar en el tema, pero sí decir que en el cáncer hay algo. Algo más que una enfermedad.

Por ello, posteo hoy una serie de TV,  a la que siempre volveré. Porque el país está sensibilizado en una semana donde el ministro Gaviria acaba de ser diagnosticado de linfomas.

Acá, Nate el protagonista, es un liberal muy psicorígido que hace deporte, que no bebe, ni fuma, ni mete perico, pero que es diagnosticado de un tumor en el cerebro.


Por eso vuelvo a él, por eso vuelvo a esta serie. Porque el caso del ministro Gaviria es más o menos similar, un tipo muy liberal, muy pilo y según sus propias palabras contenido, cansón.“Toda la vida responsable” y con un cáncer que no sólo da cuenta de él, sino de todo un contexto políticamente paradigmático del cual proviene.  






Por eso vuelvo a él, por eso vuelvo a esta serie. Porque el caso del ministro Gaviria es más o menos similar, un tipo muy liberal, muy pilo y según sus propias palabras contenido, cansón.“Toda la vida responsable” y con un cáncer que no sólo da cuenta de él, sino de todo un contexto políticamente paradigmático del cual proviene.  














Cuando uno quiere recordar que, de vez en cuando, llega el momento de dejar de mecerse en la hamaca y entrar a jugar el partido. Porque tarde o temprano, a todos nos llega la hora de jugar.