septiembre 26, 2012

Susana y Elvira, el día que ya pasó y el TLC que llega

´El término cultura popular también hace referencia a aquello que nos define como pertenecientes a una nación o territorio, dándonos cierto tipo de identidad hacia un grupo. En contraste, el término se utiliza también para referirse a creencias populares, como leyendas urbanas, etc., y a la desinformación social´.

En consonancia con esto, es una lástima que la mamertada todavía se encuentre dictaminando criterios de programación en los canales locales.

 Colombia hace tiempos dejó de ser solamente Don Chinche y cada vez menos. 

Cada vez Colombia y su televisión y su cine y su prensa, es una leyenda de sí misma, en manos de unos románticos de mierda, marranos a los cuales muy pronto les llega su navidad.


septiembre 25, 2012

Más protestantismo. Menos vergüenza jesuita

Hipsters del mundo uníos. Hay que dar por culo al mal gusto.  Se suponía que éste era un blog para coleccionar buenos títulos.

 Entonces por qué tanta lobería y tan poca buena onda como ésta. Debería haber más neurosis por acá, más fracaso, más alma vintage. 

Más diálogos conectados con su tiempo, con su época. Más protestantismo. Menos vergüenza jesuita.



septiembre 20, 2012

Yo también metí perico en la trastienda del Guanábano, pero con la diferencia de haberme regenerado en los 90

Studio 54 es una bonita película sobre el fin de la inocencia, pero sobre todo lo que significó también el fin de la inteligencia tonta en Estados Unidos. 

Nunca más el entretenimiento volvería a ser soft. 

Luego de Studio 54, el entretenimiento nocturno ya iría a estar cruzado siempre por la pesadez de las drogas duras.


septiembre 15, 2012

Besándose en la boca, Dir: Joe Swanberg

Es como si un montón de gente muy lista hubiera estado esperando el auge total del video para hacer sus cosas (bueno, el video también se ha convertido en un escampadero de gentes sin tierra, sin hogar, sin país, gentes sin cartón universitario, perdedores totales, y especialmente con estos ministerios de cultura contemporáneos donde cualquier mongólico con capacidad de gestión, y galanteo, puede hacerse acreedor a un año de la más porcina de las leches estatales).

 Pero, igual, hubo otro tipo de gentes listas y ricas y brillantes que quizás pudieron haber hecho cosas en 35 milímetros, pero no quisieron porque el formato se había agotado, expresivamente hablando. 

¿Hace cuántos años una película hecha en 35 mm no me resulta inspiradora, a mi, como realizador audiovisual?

Hace muchos. Demasiados quizás. Tal vez como espectador, como cinéfilo, haya muchas en celuloide, de la semana pasada, que me inspiren. Pero como editor, como camarógrafo, como guionista no recuerdo ni siquiera una película en 35 mm de los últimos años que yo dijera: ´quiero hacer algo así´. 

Tal vez, en realidad, nunca me ha interesado el cine como campo de trabajo y me he estado mintiendo.

Pero las ficciones en video (no necesariamente, ni siquiera, en Redone) , hoy en día, me parecen plásticamente más interesantes.

Aquí en Kissing in the Mouth, el naturalismo llega a a su máxima expresión, sin necesidad de ser Dogma 95 ( ese comodín de concepto de quienes quieren llenar su boca de algo cinematográficamente descrestador y lo peor que le ha podido pasar al video).   

En vez de trailer, he aquí a su director, Joe Swanberg (estoy a punto de empezar a elegir las películas solamente dirigidas por ese apellido judío terminado en ´berg´):

septiembre 09, 2012

La kinestesia de las cosas quietas




´Veo las imágenes en movimiento … no como una angustiada persecución de los pasos que huyen de nosotros´ SANTIAGO HERRERA


Debo confesar que traté de ver, una primera vez, El Lugar de los Días tarde en la noche, luego de una larga jornada de trabajo y no pude.

Es un largometraje para disfrutar con la mente fresca, porque tiene algo. Es de esas películas que los enterados disfrutan, porque proponen. 

Más allá de entretenimiento, lleva el cine a los límites en el arte de la contemplación.

Un enfoque muy contundente por parte de su director, según sus propias palabras: el cine debe ser pura contemplación y cero vértigo.

Hay algo inquietante en El Lugar de los Días, algo que buscamos muchos en la narratología de los tiempos. 

Unos usamos un personaje como pretexto para decir que ya no hay nada qué contar, nada excepcional, quiero decir. El cine y la literatura deben ser cotidianidad, cero peripecias, la aventura de los minutos y el espacio, solos, con unos ojos y unos oídos para atestiguarlos.

Otros, como Santiago, obvian algún tipo de protagonista clásico, porque, para qué más puntos de vista aparte de la cámara. 

La cámara será la protagonista, siempre, la actriz a la que le pasan las cosas. En esta película también, pero no se luce, es funcional.

En el teatro de la anormalidad, son gemas las propuestas que deciden hacer silencio.

 En un mundo donde todo grita y donde impera el estruendo, tanto auditivo como visual... en un cine en el que las películas tienden a acelerarse, Santiago Herrera nos dice, ojo, miren la kinestesia de las cosas quietas.


septiembre 06, 2012

Uno de esos carnudos esqueletos de pescado para los que nos encanta basurear

Una versión mejorada de Los Magníficos y de la serie Misión Imposible, pero en cine. Una combinación de James Bond con Cerdos y Diamantes.

 ¿Por qué nadie había filmado a Latinoamérica así? Una Latinoamérica efectista y de ediciones vertiginosas???? It´s only, rock and roll, anyway.

Uno de esos carnudos esqueletos de pescado para los que nos encanta basurear.


septiembre 04, 2012

Campaña contra el amiguismo. No seas un ´hombro en el cual llorar´ Dí, NO MÁS!

El amiguismo es uno de los grandes males de nuestra sociedad. Acaso tan silencioso como la violencia contra la mujer y tan pernicioso como el matoneo. 

No dejes que te conviertan en paño de lágrimas. No seas un ´hombro en el cual llorar´.

 Di: ´NO MÁS!´


Uno que nunca brilló, porque su luz no era rebotada

Más películas con más mundo interior que exterior, películas que tengan algo que hacer después de jubilarse y no tengan que irse a vagar por pasillos. 

 Eso es lo que queremos ver. Historias que estén más cerca del corazón del autor, de su ´enciclopedia de uno mismo´ y no prefabricadamente desde lo que necesita la sociedad.

 Un poco más de autobiografía, por favor. No la cosa política, no la cosa correcta. Y tenía que venir por el lado del gran Gonzalo, Medina.

 Gonzalo Medina, un autor inmisericordemente anulado por la sombra de Víctor Gaviria, (ése que atacó toda una vida el clasismo de un país para terminar más papista que el Papa).

 Ojalá que le vaya mejor a esta película que a las otras antioqueñas. Ojalá que el gran Gonzalo algún día reciba una paga por esa fuente de luz cuyo destello le ha servido a los demás para brillar con luz rebotada.

 

septiembre 01, 2012

Mi dosis de Invasiones Bárbaras

Cada tanto, vuelvo a esta película. Durante años mi cinta favorita fue Suburbia. La más, hasta que llegó este portento de cegadora avasallante.

He aquí mi dósis de sus diálogos en 2012: