junio 30, 2012

Un primer plano nunca miente

El género de la entrevista periodística anda muy perrateado por estos días.


 Igual, entre ciertos sectores (que creen que poner demandas vale más que denunciar públicamente), el impacto de los medios de comunicación ha perdido prestigio, como formadores de opinión pública, entre otras cosas, porque el periodismo hace muchos años dejó de hacerse del lado de los perdedores y, lo que es peor: a los medios de comunicación nunca los hicieron los perdedores, ni a los medios los integran periodistas que se sienten perdedores.


 Los periodistas, hoy en día como nunca, todos fungen de ganadores. (Así no lo sean, el comunicador es especialista por naturaleza en saberse montar en el bus de la victoria). La mayoría de periodistas hoy en día son simples secretarios, quiéranlo o no, de la historia oficial.


Y he ahí el detalle, como decía el Mocho Sánchez.


Las entrevistas hoy en día acorralan, pero con falsos artificios.


En un mundo de periodistas de escritorio, donde Héctor Abad Faciolince es símbolo y estandarte,  la entrevista se ha reducido a un alicate de magazín farandulero. Y fue tal vez Álvaro Uribe Vélez y su cipayo José Obdulio, los últimos prohombres que le dieron una dimensión sagrada a la entrevista periodística como vehículo de movilización de masas. 


Esta película, nos demuestra que al final las causas es mejor ganarlas en la conciencia colectiva y por medio de golpes de opinión, que en los estrados judiciales. 


- La reciente movilización en contra a la Reforma de la justicia, en Colombia, así lo corrobora - .


Al final, la película nos deja también una hermosa reflexión en la propia voz de Nixon, sumido en las más turbulentas mareas del parkinson: nunca sientas demasiada admiración por los ganadores del presente, quién sabe de qué dolorosa humillación tratan de zafarse y no pueden. Un primer plano nunca mentirá.









junio 27, 2012

21 de octubre del 2015, MacFly viene del pasado


Faltan 3 años para que estemos celebrando el vaje de MacFly al futuro. 

Este fue el hoax que rotó hoy en Facebook, no obstante.



junio 26, 2012

Sin embargo Chile

En un país como Colombia, un grupo como Los Prisioneros no hubiera tenido la más mínima oportunidad sobre la tierra. Nunca. Ni siquiera ahora, que el establecimiento se mosquea con los brotes de violencia solo porque le pueden manchar sus imaginarios inflados desde la publicidad (léase ´Yo Soy Comuna 8´ en Medellín) 

Sin embargo Chile, con todo lo clasista, neoliberal y arribista que es, tuvo la entereza. 

Chile supo legitimarlos a pesar de sí mismo: pues ese es el espíritu mismo de un capitalismo marquetero bien entendido.  

Después de Soda Stereo, Los Prisioneros es el grupo de rock más importante en L.A. 

He ahí las geografías de donde viene el dolor de este exquisito documental. 

De que una clase alta tan arrogante como la chilena no haya marcado los derroteros del rock de su país ante la historia, sino el discurso de tres chicos inteligentes de la parte pobre de la ciudad.




junio 21, 2012

´Colombia a pura bala´ más que un documental, un pleonasmo

Del mismo país que inventó-descubrió la cámara de cine, nos llega este documental, que no deja de llenarte de tristeza. 


Es de notar el miedo de nuestros soldados antes de entrar en combate. 


Su actitud no es la actitud de unos guerreros decididos a morir por una causa.


Langlois con experticia en productos de guerra, muestra el desembarco de los soldados. Planos desde todos los puntos de vista cuando éstos se bajan del helicoptero. (Si vas a mostrar un allanamiento a una suerte de Tranquilandia, tenés que mostrar el desembarco. El género lo exige).


Colombia A Pura Bala, más que el título de un documental, es una redundancia, el más cruel de los pleonasmos.

junio 19, 2012

Si Pablo antes nos era terriblemente familiar, ahora se nos hace entrañable



Nos disponemos otra noche a ver esta dilapidada, estropeada, serie que sin embargo no deja de parecernos interesante.


Se sabe que la regla #1 de la heroeización de personajes, es hacer que nosotros los espectadores nos identifiquemos con el protagonista. 


Para identificarnos con el protagonista, es necesario que el escritor opere los mecanismos de compasión por  el chacho´ de la película.


 Esos mecanismos están soportados por ciertos resortes como la caridad y la  lástima y la simpatía, entre otros.


Aparte, es necesario tener en pantalla la mayor cantidad de tiempo posible al personaje y así sustentar nuestro grado de familiaridad  y, acaso, develar las motivaciones de todo su accionar. 


En ese sentido, vamos bien. 


Pablo, cada capítulo, cala más hondo en nuestros afectos.


Los guionistas y el director hacen muy bien su trabajo. 


Si Pablo antes nos era terriblemente familiar, ahora se nos hace entrañable, por esas razones inexplicables en el arte de narrar.

junio 13, 2012

Desaparecido, Dir. Costa Gavras

Una cosa es escuchar o leer sobre la entrada de la dictadura militar en Chile, y otra muy distinta es ver con tus propios ojos el reguero de cadáveres y el miedo en las caras, además de otras cosillas apestosas.



En la otra cara de la moneda, este film te muestra esa chocante actitud de los niños clasemedieros jugando a ser pobres, metiendo sus narizotas donde nada se les ha perdido.

junio 12, 2012

¿Quién dijo que el cine solo se encuentra en el cine?

Misterioso, sugestivo, contemporáneo, lejos, el mejor ábum de Charly García, hasta el punto de ser algo más que música. 

Un pico demasiado alto, donde Charly se prueba como cronista periodístico, cineasta y pintor, como nunca, únicamente a través de los sonidos.

¿Quién dijo que el cine solo se encuentra en el cine? 

El cine, como la poesía te puede saltar, como una liebre, en el sitio menos pensado:

junio 11, 2012

El último testamento de George Harrison

Este documental te parece una auténtica pendejada hasta descubrir que es una versión salida del puño y letra del mismo Harrison, un protagonista de primera mano en el delirio de Lennon... sobre la temprana muerte de Paul...

junio 10, 2012

No apto para músicos frustrados

El mismo documental lo dice: Bunbury es un artista que no deja indiferente a nadie. Es un fenómeno mundial. La mitad de rockeros lo amamos y el resto lo odia. 


Lo interesante es que si te das a la tarea, podrás ver que los detractores de Bunbury son en su mayoría artistas frustrados o bobos con tribuna, un tipo de público que abunda en países como Colombia, por ejemplo. 


Por eso esta pieza audiovisual es un material no apto para músicos frustrados, pues quiérase o no, la historia de Bunbury es una historia-mezcla de éxito y excelente rock and roll.

EL LADRÓN DE ORQUIDEAS, entre lo civilizado y lo bárbaro

´Un vanidoso, es una persona con una imagen distorsionada de sí mismo. 
Puedes manipularlo fácilmente, si sabes qué teclas tocar.´ BOB DYLAN 


Un entrevistado ególatra y con delirios de grandeza.


 Una periodista sensible y civilizada que anhela animalizarse y lo logra. 


Un escritor atormentado.


 La gran ecuación de los tiempos. Es el choque de la civilización y la barbarie, legado de un paradigma mal administrado y obsesión gringa desde Tom Wolfe y su Nuevo Periodismo en adelante. 


Otra masturbación psicológica de Spike Jonze en conjunción con Charlie Kaufman, ese otro judío sobrevalorado de Hollywood, muy devenido a qué-loco-soy.


Tal vez lo único interesante de la historia es la reflexión que se hace sobre la mentira global en la que se tiene que parar el periodismo para sacar el mundo adelante. Pero sobre todo, la cantidad de mierda que se tiene que tragar un reportero cuando se enfrenta a un vanidoso.

junio 02, 2012

Películas con vuelo, aunque sea para alegrarse el día

Hay que ver películas con vuelo.


 Hay que despegarse del suelo la mayor cantidad de veces posible, porque esta vida es un viaje en el tiempo, un viaje a través del universo, ni siquiera un viaje dentro del mismo planeta tierra y a veces hay que recordárselo a los demás.


Hay que ver películas con vuelo, para alegrarse el día aunque sea.


Ya se imagina al escritor de este guión una helada tarde de domingo, perdido en uno de esos bares de Williamsburg a punto de perder la cabeza, porque nadie le ha hablado en los últimos 4 días.


Una historia típica de loquito newyorquino. Una historia con vuelo, de ésas que hay que ver más a menudo  para acordarse de las bellezas de este mundo.