mayo 30, 2012

Cuando la clase media se mira para adentro (4)


Este es el tipo de película que vos ponés a sonar en tu computador, sobre una lavadora, para que te haga bullita mientras preparas la comida. Y eso por no dejar, porque ya sabes: es colombiana, es ópera prima, debe ser mal actuada, de Proimágenes, seguramente un roscazo, un mal guión, un bodrio lagartiao, un coñazo de esos de nuestro cine con gamines en los semáforos. 

Pero, sin embargo, pasan los minutos y el lorito en tu cocina empieza a decir cosas interesantes, a soltar ciertos diálogos, a volverse potente. Y vos mirando de reojo, por el soslayadero.

Entonces haces largas pausas en tus pastas, le bajas al fuego para pegarte más tiempo en la pantalla y resulta que te encuentras ante un flujo narrativo impresionante. Ante una trama impecable, unos personajes perfectos, un guión majestuoso. 

Todas la falencias de luz y de sonido, que te puede arrojar Youtube, quedan doblegadas ante la contundente marcha de los acontecimientos. 

Incluso abandonas el proyecto spaguettis y te bandeas con el primer pedazo de salchichón cervecero que te encuentres en la nevera.

 Apagas la estufa de gas y te tumbas en un sofá de la sala, a terminarte la historia de Miguel.

Es extraño que una persona como Juan Fisher haga una película de estas dimensiones. 

A vuelo de pájaro, uno esperaría una historia de unos gomelos colombianos en el Greenwiche Village, bregando a colarse en algún desfile en el Full Frontal Fashion, algo así, como la película de Flora Martinez en inglés, por ejemplo. 

Pero no. 

Esta película es más auténticamente colombiana y universal que Los Tolimenses y Danza con Lobos Juntos. 

Nada de poses lounge aquí. 

Una mentalidad obsesionada con la tierrita, como la de todo creativo que pasa largas temporadas afuera.

Y lo más fuerte es que da en el clavo. Evoca. Sugestiona. Seduce hasta las lágrimas.

A veces te llevas sorpresas con las almas que no te parecen tan almas en la vida real: hacen una película, escriben una novela y descubres que tienen más espíritu que cualquiera de los que se hacen auto bombo denominándose ´espirituales´. Y es así que uno dice: ¨vé, y es que este man tenía corazón¨.


mayo 29, 2012

La Vírgen de los Sicarios (full)

Una película que se devoró las calles de Medellín y cuyos diálogos seguirán retumbando por décadas y que tiende a convertirse en el himno negro de Colombia. Completa.

mayo 28, 2012

Un Wang Wayne más americano que los americanos

En efecto. No me duele la cara para decir que ´americanos´ son los de arriba, los del norte.


Aquí abajo quién sabe qué venimos siendo. Pero no americanos.


Tal vez lo seamos. Cada vez más gringos, acaso agringados, ya cuando Estados Unidos no existe.


Hago un corte y meto un blanco-y-negro para que se note el flashback.


Me retrocedo unos años y estoy yendo al cine con una amiga, gringa, a ver Lost in traslation. Hemos hablado toda la tarde de los prejuicios, de los estereotipos.


La peli de Sofía Coppola me confirma mi prejuicio: no hay nadie más americano que un oriental, aunque como dice Fuguet: vas a Europa y seguro te encuentras las calles invadidas de Starbucks y de McDonalds. (Hace poco estuve en Bogotá y lo mismo: pude disfrutar de esa libertad que se respira con egg-mufin por desayuno y sin necesidad de ir al norte de la ciudad).


Hoy veo Smoke y sigo confirmando mis prejuicios - si todo el mundo es dueño de sus miedos, y hace con ellos lo que se la da la gana, por qué no puede ser uno, igual, dueño de sus prejuicios y estereotipos y hacer con ellos lo que se le dé la gana-: los verdaderos gringos ya no nacen en Estados Unidos. Nacen en China, Y en Japón. O en Korea. Arriba de nosotros, en todo caso.


Es igual con Colombia. No sabemos quiénes somos y todos nos iríamos de espaldas si los extranjeros hicieran más masivo todo lo que saben de nosotros, pues generalmente, los de afuera se han tomado el trabajo de sistematizar con más rigor nuestras Historias.


Smoke no trata nada de esto. Mis comentarios nunca tratan de las películas que comento. Mis comentarios hablan de cualquier tontería. Pero si tienes un blog y lo quieres llenar de trailers y muy poco de tonterías, lo mejor es que hables de Smoke.


Smoke es la P-E-L-Í-C-U-L-A.

mayo 25, 2012

Hijos de los hombres

Segunda vez que reseño esta cinta en este blog. 


Sobra decir que nunca repito sino formas.


 Pero vale la pena recordar esta alegoría a lo peor, a lo más oscuro del fascismo, que contrario a lo que se cree, aun no ha sido superado por los humanos. 


Lo más oscuro del fascismo aun está por venir y anda dando vuelta a la esquina:

mayo 23, 2012

Santiago Herrera y su cine del futuro

Casi 20 años han pasado desde que tuve la oportunidad de ver El Labrador de Violines y Desde la Ventana los primeros dos documentales en 16 milímetros que habría hecho algún amigo (todos los que conocía habían hechos cosas solo en video) y las dos primeras películas de Santiago.


Eran tiempos de la tarantinada. Eran los 90s. Todos queríamos descrestar. Todos queríamos hacer LOS AMANTES DEL CÍRCULO POLAR II.


Sin embargo ahí estaba, Santiago con sus dos películas lentas. Muy Tarkovski, muy Fernando Pérez.


Fuimos en ese entonces, el también realizador Carlos Patiño Millán y yo, a ver la película de Santiago, a su casa. Divina noche. Alguien se daba el lujo de tener un proyector de 16 mm en su casa.


Modas van y modas vienen. Realizadores vinieron y directores pasaron.


Directorsitos de video y de telenovelas somos todos, y todas. Pero Santiago no.


Tal vez junto con Víctor Gaviria, Santiago es el único autor que hay en Colombia. Santiago respira cine, come cine, hace cine.


Los que trabajan en culebrones y en magazines pueden desaparecer, los noticieros se extinguirán, pero las películas de Santiago no.


Santiago es obsesivo: lo contratan las universidades para dar clases de Televisión y los estudiantes reciben es Cine.


Ayer, tuve el privilegio de ver material del próximo largometraje de Herrera en primicia y galardonado por el Fondo para el Desarrollo Cinematográfico.


Qué distinto es lo que hace Santiago en comparación a todo lo que se hace en Colombia. Cada vez el tiempo le da más la razón. Cada vez el tiempo trata de alcanzar su vanguardia. Pero Santiago, como verdadero adelantado, todavía es inalcanzable.


Pasarán muchos años antes de que Colombia y su masa crítica lo merezcan.


Igual, el tiempo se ha encargado de juntar a ese otro ser de luz y aventajada llamada Marta Hincapié, con Santiago.


Dios los hace y ellos se juntan... para brillar.


Veamos sus clásicos mientras nos llega su primer largo:



mayo 20, 2012

De quién es el portaligas (no puede ser)

No puede ser que el creador de una obra maestra como la canción AL LADO DEL CAMINO, se preste para hacer el ridículo fungiendo de director de cine, dos veces. Y, encima de todo, se las quiera tirar de cómico.


No puede ser, Fito.

Diarios del orgasmo

Una bonita película sobre el fin del sexo inocente y el principio del sexo racional.


Mini crónica de cuando lo privado se vuelve público, para bien y para mal. 


 Pareciendo una historia rara, pero este tipo de cosas pasan, lo digo con conocimiento de causa. 


De repente la vida te hizo un click y pasaste de lo más tierno a lo más brutal. La vida.


 Luego ella misma te mete a las corrientes de amor. Si alguna vez lo conociste.

mayo 16, 2012

Piezas sueltas que pudieron encajar, hoy se pueden ventilar

Valga la pena ventilar pedazos de proyecto, piezas sueltas que pudieron encajar, puzzles que de algún modo pertenecen en algún lugar del paisaje general y que a veces toca dejar enfriar y luego sacar a pasear.


En efecto, este fue el promo de participación, documental Túnel de Oriente y 5 derechos amenazados, en el Festival de Cine Científico de la Universidad Nacional de Colombia.


mayo 06, 2012

Flirteando con el desastre

El mejor Woody Allen. 


Pero sin Woody Allen en los créditos. 


El punto exacto donde los hermanos Cohen se encuentran con David Lynch y Roman Polanski.
El tipo de película que no serviría para decorar tus fines de semana, pero tampoco para hacer un comentario político. 


El triunfo de la kinestesia sobre la actividad artística. 
La plástica que justifica la cultura capitalista de Netflix, sobre Cuevana.


mayo 05, 2012

Cuando la clase media se mira para adentro (3)

Total. Absoluta. El mejor Almodóvar lejos del universo Almodóvar. Sin tanta loca alborotada.


Mejor dicho, sin mundo gay, pero sí femenino. Una cosa desgarrada.


El mejor producto de exportación que tienen los argentinos como nación.


O sea, el melodrama. Una playa, un aparatamento, un hospital, un cementerio. Un barrio de inmigrantes.
Un Buenos Aires no tan querido. Una clase media llena de pajazos existenciales y un país donde de verdad todavía hay clase media.

mayo 01, 2012

Peter Jackson es argentino

O mexicano o Ecuatoriano, o español. Qué más da.


 El caso es que ya tenemos películas de género gore, fabricadas en esta gran nación llamada Latinoamérica, con un plus:  doble de gags por minuto, con esa chispa cantiflesca que tanto nos caracteriza.


Desde Alex de la Iglesia no veíamos tantos chistes visuales en una sola cinta.


 Y lo mejor: chistes visuales que hacen explotar la carcajada.


Así es Plaga Zombi 2. Todos los acentos reunidos y cine que se gozan los realizadores y público por igual, desde el carga cables hasta el portero del teatro: