mayo 30, 2010

Dos clasiquitos ya

Increíble! Han pasado casi veinte años ya desde que pagábamos una boleta de cine para que nos vendieran cubos de hielo derretidos como estas dos cintas. Cómo no agradecerle a los 90's que nos llevaran a mal puerto en un velero que, a cambio de aire y viento, se impulsara con físico y químico vacío (todavía recuerdo el cartel promocional, gigantesco, encima del teatro Villanueva, todavía recuerdo la premonitoria presentación con un extraño grupo llamado, Smashing Pumpkings, en el lado b de su banda sonora).

Tal vez debería incluir en esta lista a dos infaltables pajazos existenciales de aquella época: Tango Feroz y el Lado oscuro del corazón.

Pero no lo voy a hacer, me niego a hacerlo. Por ahora me conformo con Singles y Reality Bites, porque de alguna manera son válidas, de alguna manera representaron algo que se vivió, al menos en el plano personal. En Colombia y todo, en la Playa con El Palo, siempre fui más Seattle que Baires. Cero Cali, cero Bogotá. Muchos, más de los imaginados, vivimos nuestro propio momento Grunge en Medellín. De alguna manera, ayudados por una botella de ron, nos sentíamos yendo a un concierto de Nirvana, cuando en realidad estábamos pagando por entrar a ver a Los árboles o a El Hueco, en el Pub.

Dios mío, veinte años! A qué horas!



Dennis Hopper, de la Harley al Ford Cougar

sobrepasándose a sí mismo

Aburridos a morir

Como buena serie judeo televisiva que se respete, Bored to Death está repleta de marihuana y alcohol. Son ellos los tres grandes componentes del único arte que le queda al siglo 21: o sea la televisión. Un producto muy apto para todos aquellos que nunca fuimos grandes o ni siquiera pequeños seguidores de Seinfield y que desde entonces veníamos arrastrando un vacío de buena dosis semanal de cultura neoyorkina.

mayo 29, 2010

Las imágenes históricas



No se puede dejar pasar imágenes históricas como éstas. No las imágenes que queremos representar como videastas, que indudablemente son válidas y siempre tendrán su valor trascendental, o sea: las del arte, la materia cinematográfica en sí, total, las que siempre van a estar delante cámaras.

Lo que me refiero es a ese otro tipo de imágenes que son pasajeras, las que siempre van a sucederse detrás de cámaras, postradas, postergadas, relegadas, replegadas en el ultimero plano de la foto fija y que solo darán cuenta de un momento específico y luego desapareceran porque nada más corresponden al orden de lo anecdótico y serán reemplazadas por imágenes de hitos más valorados por el estado de las cosas.


Lo que me refiero es a cierto tipo de imágenes que se suscitan detrás de cámaras y que parecen desechables. Pero a mí no me lo parecen tanto aunque sí lo son. son triviales.

Pero, repito: que una de las películas más aclamadas del Festival de cineindependiente de Baires, haya sido grabada con una pequeña camarita cuasi-casera, es un crash en la historia de la narrativa latinoamericana.


Con imágenes como ésta, (miren esa pequeña cámara) Fuguet abofetea la pomposidad de quienes no toman riesgos y da un paso al frente en la fila india de los puristas.

mayo 26, 2010

Cuando seamos grandes

Este es un acumulativo regreso al hogar, obsesión dramática por excelencia, cuyo final desencadena en una contenida bomba de emociones, demarcada por el recurrente subrayado color rojo del diseño de producción. Película definitivamente setentera, pero grabadada en la contemporaneidad, de autor, para afinar el corazón, cuyo comienzo tiende a confundirse con una tonta comedia de temporada. Pero Home for holydays no lo es.

mayo 20, 2010

Los hombres que miraban a las cabras

Si ud. es uno de tantos que nunca nos hemos tragado a George Cloony, pero que le teníamos esperanza; si ud. es uno de los que creen fervientemente que Ewan Mcgregor nunca pudo hacer algo de valor después de Danny Boyle, esta película lo colmará de recompensas.

mayo 19, 2010

Mundo fantasma

Siempre se puede confiar de una película cuya primera escena empieza con su protagonista bailando. Palabra de honor, palabra de pirata profesional.

mayo 18, 2010

Buenos Aires Viceversa

Los seguidores hispnohablantes de Cassavettes van a adorar este filme. Ya van a poder invertir el tiempo que se gastaban en leer sutítulos en disfrutar de las granuladas secuencias de tallar una campana casi en tiempo real.